La niña ciega y con síndrome de Down que brilla al piano tocando a Mozart y Chopin

La niña ciega y con síndrome de Down que brilla al piano tocando a Mozart y Chopin

Te invitamos a ver esta hermosa noticia. ¡Las limitaciones no existen!

Isaura Margarita Porras nació ciega y con síndrome de Down en el estado mexicano de Chiapas. Los doctores fueron claros con sus padres desde el primer día: no hablaría, no caminaría y no aprendería nada.

Hoy, la joven es concertista de piano a nivel internacional. Ha ofrecido tres conciertos en Costa Rica, con un repertorio musical que incluyó piezas de genios de la música como Mozart, Schumann y Chopin, así como temas emblemáticos de la cultura mexicana como Cielito lindo, del compositor Quirino Mendoza y Cortés

Su madre, Imelda Cruz, cuenta que llevó mucho esfuerzo que su hija, que ahora tiene 34 años, lograse su sueño. Isaura tiene trisomía 21, una anomalía cromosómica que causa el síndrome de Down en más del 90% de los casos.”Cuando estaba muy pequeñita, su padre le compró un teclado y tocaba con sus dos deditos. Llegamos a Cuautla, (estado de) Morelos, y empezamos a buscar un maestro para ver si le podían seguir dando algunas clases más que nada para que aprendiera a tocarlo”, relata la madre.

Muchos años después, tras haber llamado sin éxito a muchas puertas para que su hija pudiera aprender, se toparon en su camino con la concertista Nadia Arce, quien se encontraba dando un recital en un centro comercial. La por aquel entonces niña Isaura y sus padres quedaron fascinados por la habilidad de la pianista. Con valentía, decidieron preguntarle si podría enseñar a su hija a tocar el piano. Accedió y la niña ganó una maestra que marcaría su vida y su carrera.

 

Clases por skype

Su profesora no vive aquí y su repertorio se lo da por Skype”, asegura Imelda, quien considera que la mentora “se siente orgullosa por todo el desempeño que ha realizado” su discípula. Todo ello “a pesar de que le costó al inicio enseñarle”, confiesa Imelda sobre el aprendizaje de su hija, a quien cariñosamente llaman “Mago”. Nadia Arce recuerda que para ella era estupendo enseñar a su alumna “porque era aprender cómo yo debería de enseñarle, realmente fue de una forma empírica, porque yo todavía no tomaba cursos de pedagogía musical”, relata.
Para Imelda, su hija “ha superado todas las expectativas que puede tener en la vida”. La pianista acabó licenciándose en Música por la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM).
Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Your comment:

Your name: